sauna-baño turco, verdades y mitos
Alfonso López Gallardo  - entrenador personal y director TOTALACTIVITY ®
Mi blog

sauna-baño turco, verdades y mitos

   
          Me han pedido que escriba acerca de las diferencias entre la sauna y el baño turco.   Que explique las diferencias entre uno y otro y hable de las propiedades y riesgos que tienen.
          Comenzaremos con la gran mentira de ambos... no adelgazan, no creas que por sudar vas a perder peso, al menos no el peso que tú esperas.   Las elevadas temperaturas de ambos van a hacer perder líquido, mucho y nuestro peso corporal va a bajar, sin duda... pero lo vamos a recuperar rápidamente, puesto que debemos hidratarnos tan pronto terminemos nuestra sesión de sauna o baño turco.
          Básicamente, la principal diferencia entre ambos es el tipo de calor que producen.   Mientras la sauna desprende calor seco y debe tomarse a elevada temperatura (unos 80 grados), el baño turco o de vapor emite calor húmedo, procedente de la condensación de agua y la temperatura es algo inferior (en el entorno de los 60 grados).   La otra principal diferencia la encontramos en los beneficios, ya que el baño de vapor estimula la circulación sanguínea, mientras que la sauna puede, incluso, volver nuestra sangre mas "densa" durante la sesión.
          En ambos, el organismo al ser sometido a calor, acelera sus funciones metabólicas: aumentando la ventilación, acelerando la circulación sanguínea y estimulando los sistemas nerviosos y hormonales, lo que produce una mejora general de la salud.  Al lograr una mayor oxigenación, se revitalizan los tejidos, ayudando a retardar el proceso de envejecimiento de la piel.
          Entre los contras, habría que destacar que están contraindicados en ancianos y embarazadas, e incluso en el caso de mujeres que tengan intención de quedarse embarazadas, deberían consultar con su médico para establecer cuando deben dejar de tomarlas.  
          Pero, como se toma una buena sauna? mi consejo es el siguiente.   Antes de entrar, duchate, usa agua templada NADA de jabón y secate perfectamente.   A continuación entra en la sauna totalmente seco y siéntate en la parte inferior (menor temperatura) y permanece durante 10 minutos aproximadamente (sal antes si tu sudor se torna muy abundante en grandes gotas) ...duchate de nuevo ahora con agua fría y vuelve a entrar otros 5-7 minutos sentándote ahora arriba (mas calor)... sal y duchate con agua que irá de más fría hasta templada y usa ahora sí un jabon con propiedades exfoliantes.   A continuación mientras de vistes, hidrátate tomando una bebida isotónica.
          El baño turco es muy parecido, pero puedes estar unos 5 minutos más entre duchas.
          Mi último consejo sería no tomar una sauna-baño turco más de una o dos veces por semana.
          Bueno, espero haber resuelto algunas de las dudas de quienes me pidieron tratar un poco este tema, por supuesto, estoy a disposición de tod@svosotr@s para aceptar vuestras preguntas y sugerencias sobre los temas que queráis que tratemos. 

0 comentarios para sauna-baño turco, verdades y mitos:

Comentarios RSS

Añadir un comentario

Su nombre:
Dirección de email: (campo obligatorio)
Página web:
Comentario:
Haga su texto más grande, márquelo en negrita, cursiva y mucho más con etiquetas HTML. Le mostramos cómo..
Post Comment
RSS Conviértase en fan

Proporcionado por FeedBurner


Entradas recientes

FEMINISMO Y LENGUAJE
PORQUE IFBB
COMIENZAN LAS PREPARACIONES
QUE ES LO IMPORTANTE DE UN PREPARADOR?
FITNESS, PERO DE VERDAD

Categorías

general
con tecnología de